miércoles, 31 de diciembre de 2014

Un año de transición, llena de cambios e ilusiones.

¡Hola a tod@s!

Llegamos al final de la etapa de este año 2014. Una etapa que ha estado llena de sentimientos desde los más tristes y los recuerdos por la pérdida de una hermosa persona, que ya sabéis quien es, pasando a esos momentos de alegrías de que un nuevo miembro llegará a estar con la familia.

Este año puede considerarse como un año de transición para mí, y para toda mi familia. Hemos aprendido amarrarnos en los buenos recuerdos como si fueramos pequeños koalas en sus eucaliptos. Nunca nadie dijo que esto fuera fácil, pero aprendemos de todo lo que vida nos muestra y así vamos aprendiendo a ser fuertes y pasar a la siguiente losa de piedra con muchas más fuerzas y energía. Superar las fuertes olas de desafios que la vida nos da, hace que seamos más fuertes interiormente.
Aún así no es dificil olvidar a aquella persona que siempre estuvo ahí en los resfriados, en los males estares de sus hijos, nietos y familiares. Él siempre estuvo ahí y nosotros siempre estaremos ahí para él para mostrarle el cariño que nos ha mostrado con cara rosa que cada quince día depositamos en la hermosa lápida que le hicimos de la Virgen de la Luz.

"Papá, tengo tantas que contarte desde la última carta que te escribí... tantas cosas que contarte... pero sé que estás con nosotros y con tus propios ojos lo has visto. Papá otro año sin tí... pero tu estás con nosotros, ¿verdad Papá?".

A parte de este año de transición, ha habido nuevos cambios... aún sigo liado con el Inglés de Cambridge que espero sacármelo en algún momento, y a parte las oposiciones, ¡le pondré todo de mí para poder llegar a ser el maestro que él siempre quiso!

He podido contar a lo largo de este año con muy buenos amigos, los principales esos amigos que año tras año me acompañan como son: Loreto, Roberto, Juan Jesús, Paloma, Macarena, Damián, Laguna, Juan, Jota, Raquel, Rocío Sanz, Rocío Cazalilla, Gema, y a todos aquellos que se me olvidan y que siempre han estado ahí conmigo en todo momento. A ellos mi mayor deseo para que todos sus deseos puedan hacerse realidad en cualquier momento del próximo año. Os lo agradezco, y no tengo palabras para expresar todo el cariño que siento por cada uno de vosotros. Os quiero.

Se abre un nuevo camino a este nuevo año, el año 2015, un camino lleno de ilusiones que una persona muy pequeña traerá con sus primeros llantos, con sus primeros gestos... el pequeño Currito que muy pronto vendrá a este mundo para estar con nosotros si todo marcha bien. A su mamá, a su papá y su hermanito, ¡muchísima suerte y felicidades!
Un nuevo Curro en la familia y en donde en él recordaremos siempre al más grande de toda la familia.

Y a vosotros, gracias por compartir y acompañarme un año más en este blog con vuestras lecturas y cariño cada vez que lo estéis visitando. Sois los mejores!!

Aquí acabo... acaba un año de transición para dar comienzo el año... el año del cambio. Porque entre todos unidos lo conseguiremos. Todos nos debemos de ayudar a seguir para adelante, ¡lo lograremos!

"Aunque sea uno más del montón en este mundo... nunca dejaré que este montón se desmorone".

¡FELIZ AÑO 2015!